Saltar al contenido

Bacanora Blanco Rancho Tepúa | Doble Destilación | 100% Agave Pacífica Silvestre | 750ml

La familia Contreras se establecieron como ganaderos en la sierra de Aconchi, una área generosa de Agave Pacífica comenzando con la práctica y tradición de elaborar Bacanora a mediados de 1800s; Tras la Prohibición en la elaboración del Bacanora a inicios de los años 1900’s, la familia decidió continuar con la tradición ocultos del ojo público reusándose a desaparecer, asi nace el Bacanora Rancho Tepúa, hoy siendo legal su elaboración, la 5ª. generación de la Familia Contreras es responsable de mantener el legado de más de 100 años de historia y pasión, asegurando la calidad que caracteriza a Rancho Tepúa.
Elaboración artesanal en lotes pequeños
Doble Destilación
Apariencia: Transparente, luminoso, limpio con destellos brillantes.
Aromas: Aromas notoriamente herbales y terrosos acompañado de flores secas, nueces mezquite y canela, con ligeras notas a caramelo y caña de azúcar
En Boca: Seco, intenso pero suave en el paladar, armonioso con final largo, agradable y untuoso en los que predominan sabores a madera de mezquite, hierbas aromáticas, limón cocido, agave tostado, jengibre y pan.

Price:
(as of Feb 26, 2024 08:41:25 UTC – Details)



La familia Contreras se establecieron como ganaderos en la sierra de Aconchi, una área generosa de Agave Pacífica comenzando con la práctica y tradición de elaborar Bacanora a mediados de 1800s; Tras la Prohibición en la elaboración del Bacanora a inicios de los años 1900’s, la familia decidió continuar con la tradición ocultos del ojo público reusándose a desaparecer, asi nace el Bacanora Rancho Tepúa, hoy siendo legal su elaboración, la 5ª. generación de la Familia Contreras es responsable de mantener el legado de más de 100 años de historia y pasión, asegurando la calidad que caracteriza a Rancho Tepúa.
Elaboración artesanal en lotes pequeños
Doble Destilación
Apariencia: Transparente, luminoso, limpio con destellos brillantes.
Aromas: Aromas notoriamente herbales y terrosos acompañado de flores secas, nueces mezquite y canela, con ligeras notas a caramelo y caña de azúcar
En Boca: Seco, intenso pero suave en el paladar, armonioso con final largo, agradable y untuoso en los que predominan sabores a madera de mezquite, hierbas aromáticas, limón cocido, agave tostado, jengibre y pan.